170 Views

Un hombre de 44 años paseaba con su hijo de 4 cuando decidieron volver a su casa en la ciudad estadounidense de Marlborough.

Al llegar, el menor de inmediato se dio cuenta que algo extraño pasaba, alertando a su padre que la puerta para ingresar a la vivienda se encontraba abierta.

Lo llamativo es que el hombre, identificado como Nate Roman, se asustó completamente y entró a revisar pieza por pieza para ver que le habían robado. O peor aún, si los delincuentes seguían dentro del domicilio.

Pero no. Nada de eso pasaba

Exacto, ninguno de sus temores debió enfrentar el padre de familia. Al revés, se dio cuenta que algo muy insólito era lo que había acontecido.

Aparte de descubrir que no se habían robado nada, los invasores realizaron aseo en toda la vivienda, encontrándose esta absolutamente limpia y ordenada.

Y más encima, le habían dejado un regalo: un origami en forma de flor sobre el papel higiénico del baño.

La principal hipótesis

Pese a que no encontró nada extraño en un sentido delictual, el hombre dio aviso a la policía, quienes llegaron a investigar lo ocurrido.

Sin embargo, como todo estaba relucientemente limpio, no encontraron ninguna huella dactilar o pista que le permitieran saber qué fue lo que pasó.

Por lo mismo, la principal hipótesis que se maneja es que una empresa de limpieza a domicilio llegó al lugar y seguramente se equivocaron de dirección, por lo que entraron a la casa y dejaron todo impecable.

Vía: PublimetroPipuloftus

Franco Ceballos Rastello AdministratorKeymaster
CEO and Founder

Sleepyhead, creative & entrepreneur. Nerd since 1993.

follow me