226 Views

Fue el pasado 16 de febrero, cuando una mujer que sufría un ataque cerebral fue confundida por los guardias del Metro, en Ciudad de México, con una persona en estado de ebriedad.

El estado de salud de la mujer, identificada como María Guadalupe Fuentes Arias, era complejo pero en vez de ayudarla, los efectivos policiales que llegaron al lugar la obligaron a salir del Metro y la abandonaron en la calle.

En las grabaciones se puede ver como María Guadalupe apenas podía mantenerse en pie, para luego ser abandonada en la entrada de la estación.

Trágico final

Después de ser abandonada y ser confundida con una persona en estado de ebriedad, la mujer pasó al menos 26 horas sin supervisión médica, hasta que su estado fue insostenible.

Con el paso de las horas, María Guadalupe debió ser internada en un recinto asistencial donde finalmente falleció el 19 de febrero, tres días después de lo sucedido en el Metro.

La situación, abrió una polémica y la oficina del fiscal de distrito local decidió que se abriera una investigación por la falta de atenciones que recibió en el sistema de transportes lo que podría haberle salvado la vida.

El caso terminó con el despido del supervisor de la estación y una investigación en contra de los policías que la sacaron del lugar, porque nunca solicitaron la ambulancia que deberían haber llamado.

Uno de los testigos, citados en la investigación -que recoge el Daily Mail– reconoció que un principio también pensó que la víctima estaba bajo los efectos del alcohol.

«La primera vez que la vi, pensé que estaba borracha porque generalmente beben y se quedan allí», dijo el hombre cuyo nombre se mantiene en reserva.

«Pero el día después de que llegué y la volví a ver, dije no, esta señora no está borracha, está enferma, le pasó algo, se cayó, se lastimó, pero tiene algo porque ya ha sido demasiado Anhela que se emborrache y se desmaye», reiterando que los uniformados nunca llamaron a la ambulancia para ayudarla.

Franco Ceballos Rastello AdministratorKeymaster
CEO and Founder

Sleepyhead, creative & entrepreneur. Nerd since 1993.

follow me

Deja un comentario