205 Views

El prebítero Tito Rivera Muñoz será formalizado por la denuncia de violación al interior de la Catedral Metropolitana en 2015, realizada por una persona que se encontraba en situación de calle. Se trata de otro caso que complica al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

Según informó Ahora Noticias, este viernes, el fiscal Nicolás Nuñez solicitó audiencia al 13° Juzgado de Garantía de Santiago para proceder con la formalización del religioso ya sancionado canónicamente en 2018, pero cuyo caso no había salido a la luz pública hasta esta semana.

De acuerdo a esta información, la causa se enmarca en la investigación que lidera el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, por delitos sexuales cometidos por sacerdotes y por un eventual encubrimiento de Ezzati. Arias ya habría realizado diversas diligencias e interrogatorios por esta denuncia.

Tras la denuncia de violación en la catedral, el arzobispado informó que a Rivera se le siguió una investigación canónica y que se le impusieron las penas de suspensión de ejercicio público del sacerdocio y la prohibición de reunirse o contactarse con jóvenes.

En paralelo, el caso sumó recientemente una demanda indemnizatoria por $350 millones dirigida contra el Arzobispado de Santiago y Rivera. En la acción, el denunciante detalla cómo altos personeros eclesiásticos -desde el cardenal Ricardo Ezzati hasta el ex canciller del arzobispado Óscar Muñoz Toledo, formalizado por estupro y abusos sexuales- habrían tenido conocimiento de los hechos.

En otro de los puntos, el denunciante también precisa que los presuntos abusos se los habría informado al deán de la Catedral, Juan de la Cruz Suárez, pero que «el sacerdote se ofuscó, lo acusó de blasfemo y expulsó con un par de guardias» al demandante, señala el texto.

De acuerdo a la acción judicial, en otra oportunidad en la que la supuesta víctima abordó a Ezzati, éste solo le respondió que «oraran por el cura» y, además, le habría dado $30 mil a través de otro sacerdote.

via:publimetro

Deja un comentario