249 Views

Los detractores de la industria farmacéutica, así como de la investigación médica suelen apuntar a la falta de resultados cuando se trata de encontrar una cura para el cáncer como principal argumento de una conspiración para que las personas sigan comprando medicinas y drogas. Sin embargo, el principal reto al que se enfrentan los científicos es que el cáncer no es uno solo, sino toda una gama que afecta a distintas zonas del cuerpo, con diferentes mecanismos de acción y que puede propagarse.
Por esa razón existen reportes frecuentes sobre nuevos tratamientos y pruebas que podrían ser exitosos, pero nunca hay una cura definitiva. En ese contexto se inscribe este nuevo tratamiento, que puede ayudar a aquellos que sufren de cáncer de vejiga, cervical, pulmonar, endometrial, además de en el esófago y los ovarios.

Este tratamiento han encontrado una droga cuyo mecanismo es penetrar el tumor y atacar las células cancerosas desde el interior, lo cual le ha dado el nombre de “caballo troyano”. El uso de esta droga también es particularmente especial dado que fue pensado para aquellos tipos de cáncer y tumores que son resistentes a los tratamientos con medicinas.

Dicha droga se llama Tisotumab Vedotin, comúnmente conocida como TV, por las siglas en inglés, y en las pruebas clínicas ha sido efectiva al provocar que los tumores se redujeran o dejaran de crecer.

«27 por cierto para los pacientes con cáncer de vejiga, 14 por ciento en los que sufren cáncer de ovario, 13 por ciento en aquellos con cáncer de esófago, 13 por cierto en los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas y un 7 por ciento en aquellos con cáncer endometrial»

texto alternativo 1
leyenda

Estos fueron los resultados después de 5.7 meses a 9.5 meses de tratamiento en pacientes mayores de 18 años que habían recaído o entrado en metástasis. Lo cual le brinda una nueva oportunidad a aquellas personas que ya no tienen más opciones —en cuanto a medicinas se trata— o que anteriormente fueron tratados con dosis muy altas de otro tipo de drogas.

Sin embargo, la administración de la TV conlleva ciertos efectos secundarios, que prueban ser igual de difíciles como otros tratamientos contra el cáncer, pues provoca fatiga, náusea, alopecia, conjuntivitis, sangrado nasal, dolor abdominal, diarrea, vómito, entre otros.


Las tasas de efectividad para cada uno de los tipos de cáncer han hecho que las pruebas clínicas continúen, por lo que será cuestión de tiempo antes de que su uso se generalice. Además, los investigadores han comenzado pruebas adicionales que permitan enfocarse en otros tipos de tumores, así como poder determinar rápidamente a los pacientes que tienen mayor posibilidad de responder positivamente al tratamiento con TV.

Via: culturacolectiva