148 Views

En el 2014 apareció el primer video en Youtube que postuló que la Tierra es plana, el resto ya es historia.

Además de los vloggeros, videos musicales y tutoriales belleza, en Youtube ha prosperado una gran comunidad que basa su contenido y sus visitas en todo tipo de teorías de conspiración, así como pseudociencia.

Basta ver un video de cualquier teoría de conspiración para que en tus videos sugeridos aparezcan más y más opciones que pueden adentrarte a todo un mundo que a momentos puede ser sumamente convincente. Sin embargo, buena parte de ese sentimiento de convicción y convencimiento que pueden generar se basa en provocar la duda en el espectador a base de propuestas son increíbles y que de ser ciertas, podrían cambiar la historia entera de mundo.


Las teorías de conspiración suelen aparecer en comentarios con poca importancia, en las noticias y hasta los deportes solemos remarcar cómo ciertos acontecimientos sólo son cortinas de humo para ocultar cualquier otra información o situación, por ejemplo, y los videos en Youtube —y otras redes— se han especializado de tal forma que explotan esto a la perfección.
No es coincidencia que el inicio de las creencias tierraplanistas tuvieran su génesis en un video de Youtube y que los subsiguientes se transformaran en el contenido de cabecera para saber todo lo que se necesita para convencerse de que la Tierra es plana.

«Youtube es donde los primeros videos de la Tierra plana fueron publicados, alrededor de 2014, lo cual lanzó el movimiento que actualmente vemos». Explica Alex Olshansky de Texas Tech para Science Alert.
Una vez una persona entra en esa serie de recomendaciones de videos, fácilmente puede ser convencida si no tiene los argumentos necesarios para probar por sí misma que la evidencia que se le enseña es totalmente falsa o que es mala ciencia. Incluso, aunque en ocasiones no convenza a la persona que ve los videos, por lo menos sí plantean serias dudas sobre el conocimiento que hemos aprendido de la forma tradicional.

Basta una duda nimia para comenzar a romper el sistema de creencias, por lo menos desde el ámbito científico, y llevar a una persona al convencimiento de una farsa.
«La mayoría de los tierraplanistas con los que hablé dijeron que inicialmente pensaron que la idea era loca, después intentaron probar que muchas de sus aseveraciones eran falsas y, cuando no pudieron, empezaron a convencerse de que la Tierra no era una esfera que gira». Explica Olshansky.
Posteriormente, ocurre un fenómeno que radica más bien en el ámbito social y personal. Aquellos que son convencidos de tales teorías, llámese el tierraplanismo, antivacunas o reptilianos, cuando proponen sus ideas ante sus círculos sociales por lo general son rechazadas por su inverosimilitud. El rechazo de una forma u otra orilla a estas personas a encontrar apoyo y soporte de sus ideas en comunidades también de conspiración. Es ahí cuando el factor social de Youtube entra en práctica, a través de los comentarios se forjan redes que ahora han abandonado los espacios digitales y organizan eventos y convenciones que reúnen a los creyentes.
Actualmente Youtube ha anunciado una serie de cambios en su algoritmo en el que los videos de conspiración desaparecerán del contenido sugerido y en ciertos casos no podrán monetizarse, sin embargo, cuando se trata de tendencias como la de la Tierra plana, esta acción llega muy tarde. Sin embargo, Youtube no es el único, por su lado Facebook se ha encontrado bajo presión para que su propio algoritmo cambie y penalice todo el contenido que distribuya información falsa que difunda el movimiento antivacunas.

Via: culturacolectiva