172 Views

Un costo aproximado de US$1.000 millones -unos $660 mil millones- tendrá el reemplazo de los actuales medidores de consumo de electricidad por «dispositivos inteligentes», el que se realizará dentro de los próximos siete años, y que deberá ser asumido por los clientes a pesar de que el nuevo medidor será de propiedad de la compañía.

El día sábado, luego de la información publicada por Ciper, el diputado Gabriel Silber (DC) integrante de la comisión de Minería y Energía de la Cámara Baja aseguró que exigirán que las empresas eléctricas paguen el cambio de sus medidores en lugar de los usuarios.

Silber insistió que desde la comisión reiterarán que «estos mil millones de dólares sean asumidos obviamente por las distribuidoras», ya que les parece «inadmisible» que los usuarios paguen los medidores.

«No se explica la razón lógica para que los sistemas de facturación o cobro de cualquier empresa sean compartidos con los usuarios», dijo.

Indignación

Luego que la información saliera a la luz, las redes sociales han manifestado todo el fin de semana su molestia con la medida e incluso se ha iniciado una campaña para que los clientes de las eléctricas se nieguen a recibir los nuevos medidores.

«La gran estafa legal en el cambio de medidores monofásicos a inteligentes. Le están metiendo la mano en el bolsillo a cada uno de los hogares chilenos», escribió @dgonzalezr91.

«Es responsabilidad de la empresa cumplir con los estándares óptimos para dar un servicio de calidad… Porque debemos asumir los usuarios los cambios tecnológicos de la empresa?.. NO AL CAMBIO DE MEDIDORES CON COSTO AL USUARIO!! #Enel«, agregó @migajar.

Vía: Publimetro

También te puede interesar: Tormenta eléctrica, lluvias, granizo y nieve: así se vivió la inusual noche “apocalíptica” que pasaron los habitantes de Calama