206 Views

El cuarto piso de un edificio estaba cubierto por las llamas. Decenas de curiosos observaban aterrorizados el hecho, ya que en el interior del inmueble se encontraba una madre con sus dos hijos de 3 y 9 años.

Los bomberos todavía no llegaban al lugar, en la ciudad china de Xuchan y la familia no tenía escape: la única opción era saltar desde las alturas o morir juntos calcinados por el siniestro.

Pero la mamá decidió que no, que sus pequeños no iban a perder la vida ante la emergencia y sacó fuerzas desde su interior para lanzar dos sábanas a las personas que estaban abajo, para que las utilizaran para recepcionar a los menores.

Primero envió a las más chica, la menor de 3 años la cual logró ser recibido por la multitud. Posteriormente fue el turno del mayor y aconteció lo mismo, según consigna el Daily Mail.

Sin embargo, pese a los gritos de las personas para que ella también saltara, la mujer se desvaneció. Alcanzó a ver que sus dos hijos estaban vivos tras ser soportado por las sábanas y los transeúntes, y cayó al suelo.

A los minutos llegaron los bomberos e ingresaron al departamento, encontrando a la progenitora inconsciente. Fue llevada de urgencia a un recinto asistencial, pero lamentablemente murió en el trayecto.

Pero su heroica acción permitió que sus dos hijos resultaran vivos. El mayor quedó solamente con lesiones leves, mientras que la menor debió ser sometida a una cirugía, pero se encuentra en buen estado.

Si quieres ver el impactante video, debes hacer click ACÁ.

También te puede interesar: Tormenta eléctrica, lluvias, granizo y nieve: así se vivió la inusual noche “apocalíptica” que pasaron los habitantes de Calama

Vía: Publimetro